Home // general // La muerte y los shinigamis

La muerte y los shinigamis

Shinigamis, dioses de la muerte según la mitología japonesa; Caronte, barquero encargado de llevarte al Ades a través de la del río Aqueronte )otros dicen que a través de la laguna estigia( según la mitología griega, y actualmente en nuestra cultura, no se si por la televisión o porqué, la imagen de la muerte es un encapuchado con un dalle en la mano.

¿por qué me pongo tan tétrico? varios hechos me han hecho reflexionar sobre este tema, el primero leer la entrada de un buen amigo, charro: “Vamos a contar una historia… una historia que es verdad… y como todas las historias que son verdad, es una historia triste (Yosi)” y la otra ha sido toparme por casualidad con el primer capítulo del anime “Death Note
un anime que promete, cuenta la historia de un chico que con tan solo escribir el nombre de una persona en un cuaderno, puede matarla.

¿Te imaginas tener ese poder? el de poder decidir quién vive y quién no… puede que en un principio si decidieses usar ese poder solo lo hicieras con personas que bajo tu punto de vista realmente se lo merezcan, puede que asesinos, puede que violadores, puede que Dirigentes invasores de países, puede que dictadores, puede que terroristas… ¿Pero después de esos cerrarías ese libreta y dejarías de escribir? o escribirías mas y mas hasta conseguir tu sociedad perfecta… Espero que nadie tenga ese poder, que nadie pueda censurar )a buen entendedor…( nuestras ideas, que nadie pueda decidir si tu mueres o tu vives… nadie debería poder bajar una palanca y achicharrar la cabeza a nadie, nadie debería poder elegir la muerte de otro.

A mi en cambio si que me gustaría poder elegir mi muerte… Algo al estilo de la película Big fish )Una peli realmente buena, llena de fantasía, dirigida por tim burton(, y como eso no podrá ser, si que me gustaría hacer un par de cosillas, ya que la muerte se ha convertido en un negocio mas, me gustaría morirme en casita, de viejo, con mis alpargatas de cuadros, que donasen todos los órganos aprovechables, y me enterrasen en el monte en cualquier parte, en un ataúd construido por mi, echo con madera de pino )tan abundante en mi pueblo(, como los de las películas de oeste, nada de acolchamiento ni gilipolleces, ni misas, ni curas, ni velatorio, ni luto… Si eso fuese posible estaría bien…

“…No vayais a mi entierro ni con flores ni con velas
ni con Dios, id con un buen morón…”

Marabao,  Platero tu

Pd: charro espero que no te importe que haya enlazado a tu blog sin consultártelo, y por poner un trozo de canción al final del blog 😉

Posted in general, mi vida

3 Comentarios

  • mucha gente ha tenido el poder de matar a la gente solo con escribir el nombre en una libreta pero practicamente todos han muerto aprendiendo a escribir ya que de lo primero que se escribe es el nombre propio (si alguno tiene ese poder que nunca firme nada…)

  • Tienes barra libre, lo sabes!
    Por cierto, la entrada “ladrones de recuerdos”, enoooooorme!!! Me ha molado. Y el cambio de look del blog también mola xD

    Libertad de expresión! La nueva portada, ironía a granel! Qué grandes son los de “el jueves”!!
    Por cierto absuelven a SA, ya era hora joder!
    (http://www.informativos.telecinco.es/soziedad-alkoholika/absueltos/tribunal-supremo/avt/dn_51337.htm)

    Quiero ir a fiestas!!!!! Amenazaré a mi jefe con apuntar su nombre en una libreta, a ver si cuela…

  • Desde este blog ese tal cimujo agradece sus comentarios, dice que no piensa aprender a escribir su nombre y que tras oír Ratas o cuando nada vale nada, o alguna otra, puede que se vaya a dormir, o no….

    JEJE, no en serio, gracias por la visita, para la siguiente tendré unas pastas y unas cervecitas preparadas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar