Home // relatos // El mundo oculto // Diario de Gerbalus: la fuente de calor

Diario de Gerbalus: la fuente de calor

Querido Diario:

Tras 30 soles sigo sorprendiéndome:

Lo primero ha sido el despertarme con una capa blanquecina sobre la piel, y tiritando de frío, pensaba que las temperaturas no podían bajar más, aunque mas sorprendente ha sido que la vida siguiera fluyendo tan fácilmente, donde yo vengo no pasa eso, menos mal que fui entrenado en las mas extremas condiciones. La capa blanquecina de la que antes hablaba fue desapareciendo a medida que iba entrando en calor. Con tanto frío tuve que ponerme pronto en movimiento o mis fluidos corporales se iban a congelar, mientras buscaba un lugar donde guarecerme pude ver de nuevo a los humanos en una extraña situación; Decidí acercarme a ellos sin ser visto, para oír lo que estos estaban diciendo, la conversación en sí no tenía nada de interesante que remarcar especialmente, pero no entendía como podían aguantar tanto el frío sin estar entrenados para ello como lo estoy yo, hasta que me percaté de algo, estos humanos regularmente se echaban algo a la boca que en un principio tomé por comida, pero tras fijarme un rato vi que se trataba de un cilindro humeante que absorbían regularmente, seguro que es de ahí donde obtienen su fuente de calor.

Tras estar aguardando pacientemente, pude ver como los humanos entraban a un edificio, por lo que decidí ir a donde ellos habían estado instantes antes y coger uno de esos cilindros todavía humeantes .Probé lo que parecía ser una fuente de calor, cuál fue mi sorpresa al comprobar que tras una absorción mi cuerpo se retorcía de dolor, pensé que me iba a morir al principio de mi misión. Tras unos instantes muy duros conseguí recuperarme, seguro que se lo debo a mi gran fortaleza física, pero no quise arriesgar mas y busqué un lugar resguardado donde esperar al sol siguiente.

El sol de hoy me ha echo llegar a una conclusión: El cuerpo del ser humano ha de ser muy complejo, tiene la capacidad de convertir las mas mortales toxinas en fuentes de calor, si no fuera así graves problemas les espera a esta especie. De todas formas seguiré investigando pues esto es solo un análisis inicial.

Posted in El mundo oculto, relatos and tagged as , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar