Home // relatos // Tu inicio de historia-> 1ª

Tu inicio de historia-> 1ª

De nuevo quiero dar las gracias a aquellos que me habéis ayudado a escribir la entrada, al principio pedía que cada uno me diese una frase, una por entrada, pero veo que algunos me habéis querido llevar la contraria 😉 y estabais creando vuestra propia historia , así que quién soy yo para negaros ese derecho jeje, aquí va la primera, a los demás deciros que poco a poco iré escribiendo las vuestras.

__________________________________________________

Se levantó sin saber con certeza dónde estaba(pedro ojeda escudero)

Miró alrededor y se sorprendió de no oír ningún sonido. ¿Me habré quedado sordo? – se preguntó(Sr.K)

Pensó en levantarse y mirar por el ventanal, pero sintió uno de sus habituales ataques de pánico al comprobar la inmovilidad total de su cuerpo (J.R. Justo)

¿Que podía estar pasando? trató de recordar, pero el hecho de no poder moverse le impedía pensar con claridad, la sola idea de haber sufrido un accidente y estar en un hospital le causaba terror, no podía pensar en otra cosa. Sentía como el corazón palpitaba con fuerza, era lo único que podía sentir, cada latido de corazón hacía que las venas y arterias de la cabeza se hincharan causándole gran dolor, fue entonces cuando empezó a chillar, voces que en su mente existían pero que sus oídos no llegaban a captar. Pronto, una bombilla que se acababa de encender iluminó completamente la estancia, una estancia vacía de contenido y paredes de un color pastel verdoso, solo donde todavía aguantaba la pintura, donde no, cemento.

Los ojos se le volvieron locos para averiguar quién había encendido la luz, pudo ver que se trataba de un hombre corpulento que se dirigía a abrir el ventanal, vestía una bata, la cual en algún momento de su vida seguro fue blanca. Tras abrir los postigos el hombre de la bata se le acercó y le dijo algo, pero este no pudo oírlo, trató de leerle los labios, tal cosa le fue imposible cuando se fue la luz de la habitación. ¿que estaba pasando? ¿donde estaba?.

Sitió la mano del doctor en la frente, justo en el momento que tras la ventana se pudo ver una explosión al fondo de la ciudad. No pasó mucho mas tiempo cuando una segunda bomba cayó sobre el hospital.

______________________________________________________________________

PS: Seguid escribiendo inicios para mis entradas si queréis, las seguiré escribiendo, eso si, lo haré por orden de llegada.

Posted in relatos, Tu inicio de historia

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar