Home // relatos // El viaje de Athlus // El inicio del viaje

El inicio del viaje

El viaje había hecho mella en los mas jóvenes, todos se habían quedado dormidos, todos menos uno, un chaval de 13 años, era la primera vez que salía de su pueblo, no paraba de bostezar pero quería ver todo aquello que le rodeaba aunque la noche fuese cerrada, para él todo era nuevo, cada ruido, cada cada olor. Por fin podría ver aquellas cosas de las que tanto había oído hablar: magos, brujas, animales exóticos, quizá algún dragón enano, en fin… todos aquellos seres que aparecían siempre en las historias de los cuentacuentos que muy ocasionalmente pasaban por su pueblo.

Por todo eso no le importaba que su tío le hubiese entregado a un extraño, esperaba que ese extraño que ahora estaba durmiendo en la parte trasera del carromato junto con los demás, lo llevase mas allá de donde se pierde de vista el mar.

-Otra vez soñando con tierras lejanas ¿eh, mechones? -Sus compañeros de viaje le habían puesto ese mote debido a que de vez en cuando entre la mata de pelo morena asomaban unos pelos de color castaño claro, que se notaban mucho mas gracias al caótico corte de pelo que le había hecho su tía, a decir verdad, su pinta era muy cómica – Ya te he dicho que hace mucho que no llega ningún barco del otro lado del océano, la última vez trajeron enfermedades que devastaron al país entero y causaron grandes estragos entre nuestros vecinos, suerte tuvimos de que no nos invadiesen, desde entonces no se deja pasar a ningún barco que venga de oriente, bueno, no se le dejaría pasar si volviesen. Seguro que la enfermedad que trajeron mató a todos, incluso a esas extrañas criaturas que dicen que viven con ellos, si es que existen-

-¡Si que existen!- Dijo furioso Athlus, no quería creer que había dejado el pueblo para hacer un viaje en vano, el quería vivir grandes aventuras, sentía que había nacido para eso.

-Jajajaja, bueno… bueno muchacho si tu lo dices, jajaja, aunque una cosa he de decirte mi abuelo fue de los últimos que viajó mas allá del mar y lo único que encontró fue pobreza, asesinatos y nada de la magia que a ti te han contado que hay por aquellos lugares, pero no seré yo quien te quite el sueño, si dices que existen existirán, aunque primero deberás estar cuatro años trabajando para Drosgos, hasta que pagues la deuda de tu tío, luego puedes hacer lo que quieras-

-¿De que trabajaré?-

-Pues no se, todo depende de la maña que te vea, si tienes suerte te enviará a servir a algún caballero, si no, pues no se… puede que hasta te toque trabajar en las minas, pero no te preocupes, tienes que caerle muy mal para que te mande ahí, y tu pareces un buen chaval, bueno ve a dormir, que mañana deberéis estar despiertos a ver si gustáis a algún cliente- Y así fué, poco después de salir el sol, llegaron a la ciudad, la capital del reino, esos días parecía un hormiguero debido a la actividad comercial, no llegaba a haber tantos comerciantes como antes de la plaga, ni tantos compradores, pero poco a poco iba acercandose a su época de máximo explendor. Athlus, cuando paró la carreta, saltó de ella para ver si desde donde estaba podía ver el mar, pero una fuerte mano lo agarró del brazo y lo volvió a meter dentro

-Tú, chaval, ¿estás tonto? hasta que no os vean los clientes deberéis permanecer aquí dentro, ¿no querrás que te mande a las minas?-

Mechones bajó la cabeza, mientras soñaba con servir a un marinero que tuviese que hacer rutas entre su pais y oriente en busca de especias, o telas, o animales, o lo que fuera que se pudiese traer de esas tierras.

Posted in El viaje de Athlus and tagged as , , ,

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar