Home // relatos // Cria de patatas transgénicas

Cria de patatas transgénicas

Cuando el profesor Jacob Jeremias Mediavilla, comprobó el resultado de su experimento no podía estar mas sorprendido, el chico había conseguido recordar cada minuto de su vida, le pudo describir como era la guardería en la que estuvo durante tres meses cuando tenía dos años antes de que sus padres se mudaran a Astana, pudo también explicarle como se había sentido al salir del útero de su madre, J.J.Mediavilla tuvo que comprobar que aquello que le contaba era cierto y no pura invención, por suerte el hospital donde nació el conejillo de indias gozaba de un sistema de seguridad muy avanzado en el que tenían cámaras de grabación de imágenes en cada rincón de las habitaciones y pudo observar que todo lo que le había contado el sujeto expuesto al experimento era cierto, lo mismo sucedió con lo de  la guardería y otras miles de historias que le había contado.

Pero J. Jeremias M. tenía problemas para encontrar mas personas que quisieran realizar experimentos; así que decidió recorrer todas las televisiones del mundo junto con la prueba de que su experimento salió bien, pero fue en vano, nadie quería someterse a su bisturí, había quien no se creía lo que contaba, otros no se atrevían debido a los peligros que entrañaba y había quienes directamente no querían recordar todo su pasado.

Jacob J.M. iba a tirar la toalla y dedicarse a la cria de patatas transgénicas, en su variedad mas agresiva, que daba unos zumos excelentes amén de la carne que proporcionaba, muy rica en vitamina C. Hasta que apareció un personajillo por la puerta de su laboratorio diciendo que quería pasar por el experimento y recuperar toda su memoria. Buscaba recordar donde estaban las llaves del coche, él sabía que tenían que estar en cualquier punto de su casa pero no recordaba donde.

J.J.M. no esperó a que firmase la hoja de consentimiento, estaba tan ansioso por repetir la prueba que amordazó y ató a este nuevo sujeto para que hiciera la prueba. Despues de 12 horas de operación y post-operatirio el pequeño hombre se despertó con una sonrisa en la boca, contento no solo por haber recordado donde tenía las llaves del coche si no que también recordaba toda su vida. Tras varias horas de preguntas y ver que este experimento había sido mas exitoso que el anterior decidió someterlo a otra operación, sin tener en cuenta la opinión del hombrecillo.

Cuando este despertó y empezó a contar lo que recordaba el profesor quedó todavía mas sorprendido: había sido capaz de recordar vidas pasadas. Parecía que la cosa iba bien hasta que empezó a contar la historia de una vida que a Jacob Jeremias Mediavilla, le sonaba bastante; Le estaba contando su propia vida… ¿ que era eso?, ¿significaba eso la prueba definitiva que el tiempo no es lineal? ¿ que existe la reencarnación? ¿la existencia de la videncia? le daba igual, solo deseaba hacer una única pregunta, de lo demás ya se encargarían otros.

-¿Cómo voy a morir?

-Recuerdo que fuy asesinado por un paciente mío, al que había obligado a realizar una peligrosa operación, que se pudo desatar los nudos que lo hacían estar pegado a la cama, y con un bisturí me rebanó el cuello, ya que su cerebro se había vuelto loco debido a la gran cantidad de información que tenía que procesar-

Posted in relatos

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar