Home // relatos // curvata resurgo // Caida, Curvata, resurgo. Ep3

Caida, Curvata, resurgo. Ep3

¿Cuánto tiempo puede tardar el cuerpo de una persona en caer desde un décimo piso? A ojos de cualquier observador externo seguro que se podría definir como algo fugaz o breve.

Diego no sabría decirlo, el primer instante fue confuso, la velocidad que llevaba no fue solo suficiente como para romper la ventana si no que se estampó contra la pared del edificio de enfrente que se encontraba a mas de tres metros de distancia.

caidaEl aire le daba en la cara, cerro los ojos, puso sus brazos en cruz y disfrutó de la caída, el tiempo se detuvo. Era como estar sentado en el banco del parque, apoyando la espalda lo justo para dejar el cuello colgando hacia atrás. Tiempo, tiempo… no tuvo ningún flash en el que se le mostrase su vida pasada, ni siquiera una epifanía con el significado de la vida, solo disfrutó del viaje, un viaje agradable, hasta el final que terminó con un golpe sordo. ¿ Después? un zumbido.

Desde la ventana pudieron ver como se cayó y cuando se empezaron a acabar las risas, vieron como se incorporaba y se ponía a correr. En el pavimento no había ni sangre, solo un pequeño pozo.

Ordoñez no podía creer lo que estaba viendo, no era la primera vez que alguien desesperado saltaba por la ventana temiendo lo que pudiera hacerle la policía estatal, pero si era la primera vez que veía a una persona quedar indemne después de eso.

En la comisaría al explicar lo sucedido tuvo suerte que no había estado solo durante la intervención y pudieron creerle. De no ser así, hubiera quedado en entredicho y hubiese empezado una investigación sobre si podía continuar su trabajo. De todas formas, la fortuna hoy jugaba en su bando, la elección de la víctima tras la explosión había sido mas que perfecta. Había que cargar las culpas a alguien y como los verdaderos artífices habían huido fueron a por el primer pringado que andaba por la zona. Si no hubiera entrado en una casa precintada, pudiera haber sido otra persona, pero ahora Diego era su principal objetivo, debían averiguar que es lo que había pasado para que sobreviviese sin ningún rasguño.

Mientras, Diego corría y corría sin saber a donde dirigirse.

 

Foto de Andrés Solano

Posted in curvata resurgo and tagged as , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar