Home // mi pueblo // Micología en la Sierra

Micología en la Sierra

Carta al Diario de Burgos de un vecino de Vilviestre.

Respondiendo a don Arturo Esteban, técnico de Cesefor, en sus recientes manifestaciones en Diario de Burgos, considero, en primer lugar, que la micología perdurará a través de los tiempos, con o sin regulación. Por tanto, debería explicar la razón científica que le lleva a afirmar que tiene los días contados, así como la otra razón por la cual, estima necesario regular todo el territorio. Tampoco se sostiene que en la recolección, sea obligatoria la cesta o similar, así como limitar la cantidad y otras ocurrencias que para nada afectan a la extinción de los setales. Nadie entiende ni cono­ce la práctica de recolectar setas con rastrillo. Todo Raya la exageración para impresionar y conducir a un público sorprendido y lleno de interrogantes.

Coincido con usted en que los misterios de la naturaleza y la climatología apropiada son los agentes que condicionan el nacimiento de las setas, cuyas cosechas especiales aparecen cada cinco años aproximadamente. Nos habla de éxito en cuanto a permisos expedidos y de recaudación conseguida, pero silencia cuantificar la repercusión que tiene para el bolsillo de los propietarios. Tampoco se informa del motivo por el cual los dueños del producto tienen que disponer de permiso y pagar por lo que es suyo.

En este nuevo ‘invento’, Cesefor o quien sea, se pone la medalla de benefactor para imponer normas sin tener en cuenta la propiedad mancomunada de todos los productos de los montes, sean setas, bellota, pastos, leñas, madera… y que, en la comarca serrana, corresponden a los vecinos -beneficiarios- de cada municipio. Y es que las cosas, no son como empiezan y como se presentan a la población y en los medios de comunicación. Si­ no, como terminan siendo.

Claro ejemplo de abuso y desengaño son las Reservas Nacionales (ahora regionales) de Caza Sierra de la demanda y Urbión. También se nos vendieron como algo maravilloso y rentable. Nos iban a repoblar de urogallo la Sierra de Neila y otros lugares, la repercusión económica a los municipios cubriría las necesidades presupuestarias, el reclamo turístico quedaba garantizado … Pues bien, los resultados desde la década de los 60 no hace falta describirlos. Son tan negativos como los efectos de este proceso de explotación micológica en manos ajenas y al que nos están conduciendo.
Otro hecho triste ha sido la desaparición de aquellos grupos laborales dedicados a limpias y des­broces de los montes, compuestos por personas en paro o que padecían minusvalías. Representaban la convivencia, la solidaridad y la auténtica justicia social en cada pue­blo y eran garantía para la supervivencia de las masas forestales, por su saber hacer; a diferencia de lo que ahora se está haciendo con los Fondos de Mejoras, cuyos efectos se apreciarán transcurridos 150 o 200 años.
A estos ‘avances’ de nuevo cu­ño seguirá la regulación de la leña y, después, la madera. Entre tanto, en vez de fijar población como predican y hacemos amena la vida en el mundo rural, terminaremos abandonando la tierra que nos vio nacer, asqueados de tanta normativa innovadora y prohibitiva.

Señor Esteban, ¿no será mejor que las mancomunidades de municipios doten de un carné a cada vecino beneficiario que le permita recolectar las setas con Limitación de las personas que pueden acompañarle (familiares, nativos ausentes, amigos o turistas) y asumiendo las responsabilidades consiguientes? A partir de ahí, señalizar la superficie como coto de setas y vigilar y sancionar todas intromisiones y abusos. Por favor, escuchen y mi­dan el alcance de este proceso que tanto les enamora y al que pretenden sometemos.

Los serranos tenemos memoria, rechazarnos el engaño y la imposición. Respetamos y exigimos que se respeten nuestros derechos, las costumbres y tradiciones que han hecho posible la sostenibilidad de la masa forestal Burgos-Soria, de cuyo milagro aún nos sentimos protagonistas, defensores y orgullosos.

Jullán Chapero Vicente I Vilviestre del Pinar

Posted in mi pueblo, opinion, vilviestre and tagged as , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar usando este sitio, debes estar de acuerdo en el uso de cookies. mas información

La configuración de cookies en este sitio web está pensada para permitir cookies y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web cambie la configuración de cookies (si no desea que se usen) o haga clic en "Aceptar".

Cerrar